jueves, 3 de julio de 2014

Amor a la carta


Bollywood, la industria cinematográfica india, es la más potente del mundo. Incluso más que Hollywood. Es la que hace la mayor cantidad de películas por año para un público numeroso y fiel. Hollywood, claro, genera más plata porque domina con prepotencia imperialista las pantallas mundiales. Lo sabemos en los huesos, nos vende hasta el último bodrio…


La clásica y típica película de Bollywood es larga, colorida y abreva en varios géneros a la vez, generalmente el melodrama, el musical y lo fantástico. En los últimos años hay un intento de occidentalizar el perfil para una mayor penetración internacional. Se producen films de duración tradicional y se centran en un solo género. Amor a la carta (The lunch box, La lonchera, 2013) de Ritesh Batra es uno de esos experimentos. Se trata de un seductor drama romántico.


Ila (Nimrat Kaur) una ama de casa, madre de una niña, prepara, con esmero y envidiable mano para la cocina, una vianda con el almuerzo para su marido. Por error del peculiarísimo sistema de envíos que se utiliza le llega a Saajan (Irrfan Khan) un auditor estatal contable viudo a punto de jubilarse. Al percatarse del error, Ila incluirá al día siguiente una nota que le será respondida y provocará un intercambio epistolar que los llevará a conocerse y anhelarse. Todos los personajes están bien definidos y conmueven.


La interconectividad contemporánea ha vuelto a las cartas obsoletas. Esta deliciosa historia las revitaliza y les devuelve su impar categoría romántica.


Uno de los encantos del cine es conocer otras realidades, otras culturas, otros paisajes humanos. Amor a la carta satisface esa apetencia con provechosas creces.


En resumen, un plato cinematográfico tan rico como los almuerzos que prepara Ila.


Amor a la carta se exhibe en el Cinema Paradiso y va a las 12:00 - 14:10 - 18:50 - 21:00 - 23:10



No hay comentarios:

Publicar un comentario